Sana nutrición durante el embarazo

¿A dónde se va el peso?

Cada kilo que aumentes es necesario para un propósito específico mientras tu bebé crece dentro de ti. Tu bebé es solamente una parte del peso que debes aumentar. Tu propio cuerpo debe agregar sangre, músculo, fluidos y tejidos necesarios para el desarrollo del bebé.

Ten en cuenta que:

El bebé aumenta la mayor parte de su peso durante el último trimestre. Si ya has aumentado más de lo recomendado, es importante que sigas comiendo para tu bebé. Nunca quieras perder peso mientras estés embarazada. Elimina los alimentos altos en calorías y pon mucha atención a los tamaños de las porciones.

¿Debo de comer por dos?

No. Es un mito que una mujer embarazada debe comer por dos. Su cuerpo se hace más eficiente durante el embarazo y por lo tanto absorbe más nutrientes. Aunque con el embarazo aumenta la necesidad del cuerpo en cuanto a calorías y nutrición, las cantidades NO se duplican.

Me siento mal todo el tiempo, y no puedo comer mucho. Me preocupa que mi bebé no esté obteniendo una nutrición apropiada. ¿Qué debo hacer?

Las náuseas durante la primera parte del embarazo son muy comunes. Come lo que puedas tolerar. Esto podría incluir sólo unos cuantos alimentos. Sé paciente, por lo general, es una condición temporal. Respira mucho aire fresco, bebe líquidos entre comidas en vez de beber con las comidas y trata de comer varias veces al día en cantidades pequeñas.

¿Puedo ponerme a dieta rígida sin peligro si aumento demasiado rápido?

No. Nunca debes perder peso mientras estás embarazada. Una severa restricción de calorías podría dañar el desarrollo de tu bebé. No hagas dietas de moda ni uses píldoras de dieta.

¿Qué debo hacer si estoy aumentando mucho de peso?

Evitar un aumento excesivo de peso contribuirá a minimizar los riesgos durante el parto y a proteger tu propia salud. Para mantenerse dentro del aumento de peso recomendado te sugerimos:

  • 1. Eliminar azúcares y dulces que proporcionan muchas calorías pero tienen un valor nutricional limitado.
  • 2. Limita la cantidad de grasa (como mantequilla, margarina, mayonesa, aderezos para ensalada, crema agria y salsas) en tus alimentos.

    3. Has tres pequeñas comidas y tres refrigerios diariamente, en intervalos de 2 ó 3 horas.

    4. Cocina los alimentos sin aceite. Hornea, asa o hierve los alimentos en vez de freírlos.

    5. Vigila el tamaño de la porción de alimentos con proteína que consumas durante el día. Por ejemplo, pueden obtenerse siete porciones de proteína al comer un huevo cocido, una hamburguesa y un muslo de pollo.

    6. Limita el consumo de jugos de fruta (que son altos en calorías). Come pedazos enteros de fruta fresca en su lugar.

    7. Evita los embutidos altos en grasa, tales como: salami, salchicha, carne enlatada y hot dogs. Come pavo, jamón, salmón o atún en su lugar.

    8. Incorpora más actividades y ejercicios en tu rutina diaria.

    9. Asegúrate de tomar por lo menos de 8 a 10 vasos de agua al día.

    ¿Debo beber leche entera para obtener más nutrientes?

    No. La leche sin grasa y baja en grasa tiene la misma cantidad de vitaminas, minerales y proteínas, pero mucho menos calorías de grasa. Por lo tanto, se consideran una mejor fuente de calcio y proteína.

    ¿Está bien utilizar edulcorantes artificiales durante el embarazo?

    Los edulcorantes artificiales no se han estudiado lo suficiente en el embarazo humano como para conocer sus efectos sobre la salud de los bebés en desarrollo.

    Está bien tomar aspartame (NutraSweet, Equal) y sucralose (Splenda) durante el embarazo, pero limita el consumo periódico. No se recomienda tomar sacarinas ni stevia. Verifica los ingredientes en los alimentos bajos en calorías y alimentos “light” para ver qué edulcorantes artificiales utilizan.

    ¿Las vitaminas prenatales no me proveerán de mis necesidades diarias?

    No. Las vitaminas prenatales por sí solas no suministran la proteína, fibra, minerales y energía (calorías) necesarias para un embarazo saludable. Las vitaminas se consideran suplementos, no substitutos para una dieta saludable.